Ají amarillo peruano

El ají amarillo es un miembro de la familia capsicum baccatum, que es una de las cinco especies domesticadas de ají, y es cultivado por todo el Perú. El ají amarillo es considerado parte de la “divina trinidad” de la gastronomía peruana, de la cual también forman parte el ajo y la cebolla roja.

A pesar de que este ají literalmente es llamado “ají amarillo”, su color cambia a un anaranjado intenso a medida que madura. Este ají tiene una piel gruesa, mide entre 10 y 12,5 cm de largo, y es considerado bastante picante (En la escala de Scoville recibe una puntuación de entre 30.000 y 50.000 SHU – Scoville Heat Units). Pero el ají amarillo balancea el picante con un poco de sabor frutado. Con un olor un poco parecido al de las uvas pasas, este ají tiene un sabor con matices sutiles de maracuyá y mango, lo que le permite impartirle un sabor único a cualquier plato en el que se aplique.

 

Importancia en la cocina peruana

El famoso chef peruano, Gastón Acurio, consideró que este ají picante/frutado era el ingrediente más importante de la cocina peruana. El ají amarillo es utilizado en muchos platos clásicos del Perú, como lo son la causa rellena, la papa a la huancaína, así como en el ají de gallina (que es un pollo preparado con crema picante). El ají amarillo también es utilizado en muchas salsas, a las que les aporta un sabor brillante y complejo, así como su distintivo color amarillento/naranja (compra nuestra deliciosa Salsa Beso Amarillo). En el Perú lo usan con mayor frecuencia en la preparación del ceviche, combinado con vegetales de raíz y empleado para darle un toque especial a varios platos de alimentos marinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *